Diseño: no sólo para sus ojos.


Capó largo, voladizos cortos.

La silueta de la nueva generación del SLC destila un dinamismo y una virilidad espectaculares, tanto con la capota abierta como cerrada. Un centro de gravedad visualmente muy retrasado deriva las miradas hacia la poderosa zaga. El llamativo paragolpes trasero, en el que se han integrado los embellecedores cromados de las salidas de escape, y los pilotos traseros de diodos luminosos constituyen un espectacular colofón.

Exterior: abierto a todo

El roadster de culto subraya su presencia deportiva. La nueva generación del SLC transmite la atracción característica de un roadster con capó largo, habitáculo atrasado y zaga corta.

El frontal masculino-deportivo asegura la potente presencia de la nueva generación del SLC, incluso a vehículo parado. Otro factor que refuerza esta impresión es la moderna técnica de iluminación en combinación con el LED Intelligent Light System.

La zaga se distingue por sus vigorosas proporciones, con guardabarros de forma atlética. El paragolpes trasero con difusor negro y embellecedores de la salida de escape integrados señaliza las propiedades dinámicas de la nueva generación del SLC.

Interior_ confort superlativo

La consola central es la interfaz entre el conductor y su vehículo. Junto a las funciones técnicas, influye también decisivamente en el carácter general del interior por la configuración estética y de alta calidad de los mandos.

Otros elementos que caracterizan el ambiente deportivo y noble son la nueva generación de volantes deportivos con perforación de serie en la zona de agarre o la palanca selectora DIRECT SELECT con grabado SLC en combinación con 9G-TRONIC. Otros aspectos destacados ópticos y hápticos son los asientos deportivos de serie en atractivos diseños y nuevos colores.