Con la misma serenidad en una retención que en el bosque tropical.

Un largo elenco de innovadores sistemas de asistencia a la conducción ayuda al conductor y facilita su trabajo en carretera y fuera de las vías compactadas. Si éste lo desea, recibe incluso indicaciones concretas para estacionar su vehículo.

Tempomat con regulación de distancia DISTRONIC PLUS (opcional, sólo en combinación con PARKTRONIC)

DISTRONIC PLUS mantiene de forma automática la distancia de seguridad con respecto al vehículo que circula por delante y contribuye así a reducir de forma considerable el riesgo de accidentes por alcance, identificando situaciones de peligro e interviniendo de forma consecuente. Como los sensores trabajan en un entorno entre 0,2 y 200 metros, el sistema resulta también muy útil en el tráfico urbano y en retenciones. En caso necesario, es capaz de frenar el vehículo hasta su detención y de volver a acelerarlo.

En caso de retención, DISTRONIC PLUS frena automáticamente el vehículo, hasta la detención si es necesario, con una deceleración máxima de 4 m/s2. En cuanto la situación del tráfico lo permite, DISTRONIC PLUS acelera de nuevo automáticamente hasta alcanzar la velocidad ajustada.

Si DISTRONIC PLUS detecta la necesidad de frenar con determinación, se emite una señal acústica intermitente y se ilumina un símbolo de advertencia en el cuadro de instrumentos, instando al conductor a conducir con mayor precaución y, en caso necesario, a accionar el freno. Para volver a ponerse en marcha después de una parada completa del vehículo, basta con tirar de la palanca del Tempomat o pisar brevemente el acelerador.

Ayuda para aparcar PARKTRONIC (opcional)

La ayuda electrónica para aparcar supervisa las zonas delantera y trasera del vehículo al maniobrar y advierte al conductor si existe peligro de colisión.

El sistema PARKTRONIC se basa en el principio del ecosondeo. A partir de las señales de ultrasonidos, percibidas por sensores en los paragolpes delantero y trasero, la unidad electrónica de control calcula la distancia entre el vehículo y un posible obstáculo. Al circular marcha atrás, la unidad de control supervisa la parte delantera y trasera del vehículo, mientras que al circular hacia adelante sólo se activan los sensores delanteros.

Conexión automática de las luces de cruce

La conexión automática de las luces de cruce facilita la labor del conductor, pues conecta automáticamente la luz de cruce, los pilotos traseros y la iluminación de la matrícula en la oscuridad. También puede conectarse en caso de lluvia o de nevada mediante una señal del sensor de lluvia.

La conexión automática de las luces de cruce utiliza un sensor de luminosidad que mide continuamente la luz del entorno. Si ésta es inferior a un valor umbral determinado, se conectan automáticamente las luces de cruce. Del mismo modo se apagan las luces si el valor de luminosidad medido por el sensor aumenta de nuevo. De ese modo, el sistema asegura en todas las situaciones un alumbrado adecuado del vehículo, contribuye a la seguridad, especialmente si cambian con frecuencia las condiciones de luminosidad (por ejemplo, al entrar en un túnel o en un aparcamiento) y aumenta el confort para el conductor.

Cámara de marcha atrás (opcional)

La cámara de marcha atrás incrementa el confort y proporciona un auténtico plus de seguridad. La cámara, integrada en el portón trasero, registra las imágenes de la parte posterior del vehículo y las lleva hasta el display de COMAND Online. De este modo no sólo facilita el estacionamiento, sino también las maniobras en terrenos con mala visibilidad.